LA LOCURA

27.12.2012 00:00

 

Desde que te ví,

suspiro eterno,

el juicio perdí

sin temor a perderlo.

 

Habita ahora mi mente

tu sola persona,

de pronto y de repente,

luz de mis neuronas.

 

Has conseguido detener

el latir de mis latidos,

amor de mujer,

sentir de mis sentidos.

 

Aúllo huracanes al viento.

Escribo poemas en el agua.

Vivo edades en momentos.

Forjo nieves en la fragua.

 

Y aún es menos locura,

afirmo, no pregunto,

contigo la loca cordura

que sin ti el loco mundo.

 

Desde que te ví,

suspiro eterno,

el juicio perdí

sin temor a perderlo.