MI GUITARRA

27.12.2012 00:00

 

Cometí el grave error

de enseñar los acordes

a mi guitarra, amor,

que cantan tu nombre.

 

Ahora también ella,

luz de melodías,

son de estrellas,

vibra tus lunas y días.

 

Instrumento herido,

rechaza mis dedos,

«por favor» se lo pido,

si no tocan sus miedos.

 

Mi guitarra grita

su fuego a la hoguera,

tu ausencia marchita,

abrasada madera.

 

Mi guitarra, do, re, mi,

suplica que vengas:

tú contigo, ella sin ti,

cortará sus cuerdas.

 

Mi guitarra te añora

naufragada en bebida,

anhelante señora,

«te quiero» suicida.

 

Cometí el grave error

de enseñar los acordes

a mi guitarra, amor,

que cantan tu nombre.